En qué creemos

Hasta no hace mucho, viajar de un día para otro era un lujo reservado para unos pocos privilegiados, a quienes no les importaba gastarse grandes cantidades en un trayecto. Pero nosotros no teníamos tanto dinero.Así que lo que hacíamos todos…