Akker Brygge

Como un buen viajero aventurero debe probar todo lo que pueda en sus viajes, hoy os queremos recomendar algunas delicias noruegas. Así que dejaos de los típicos fast food y ¡a probar sabores nuevos!

Si no tenéis miedo de que Papá Noel os deje sin regalos, tenéis que pediros las jugosas hamburguesas de reno o de alce (deer y elk), especialidad de la gastronomía del país. Eso sí, solo las sirven en temporada de caza (otoño, invierno). Pero si preferís la carne al pescado, ¡don’t worry! Gran parte de la dieta noruega se basa en los pescados. En la capital, Oslo, la mejor zona para zamparse un buen plato de salmón ahumado o de bacalao seco (Tørrfisk)  junto con un poco del típico queso de cabra noruego (Brunost) será cerca del Akker Brygge, en el puerto. ¡Ñam ñam!

Y si vuestro presupuesto no da para tanto, siempre podéis pediros un Polser (parecido a un perrito caliente), asequible a todos los bolsillos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *