El healthy lifestyle se ha impuesto en nuestras vidas. Como contraposición a esa época donde el fast food y el estrés dominaban nuestros día a día, desde hace unos años no paramos de leer sobre runningdo it yourself, quinoa, semillas de chia y zumos verdes y consumo responsable. Es decir, retomar ese ritmo vital de antaño, de ir con más calma y cuidarnos un poco más. ¿Te identificas? Pues keep reading porque te vamos a dar una razón para viajar a Londres. Y es que ante esta moda por lo natural, el emprendedor Sebastian Lyell no tuvo la menor duda en aprovecharla y arriesgarse con un innovador y evocador proyecto: el primer restaurante nudista.

Se llama Bunyadi y abrirá en el corazón de Londres el próximo mes de junio y solo durante tres meses. Pero su carácter temporal no es lo más destacado, pues el hecho de que ir a cenar a este restaurante será más que una experiencia gastronómica… sino que será un auténtico viaje a un escenario muy a lo Adán y Eva. En efecto, en Bunyadi todos los comensales podrán quitarse la ropa y quedarse desnudos antes de comenzar a comer, están prohibidas tanto las fotos -ni selfies, ni fotos de los platos, ni nada- como el uso de cualquier aparato tecnológico.Con esto, se alza como el primer restaurante nudista del mundo y la expectación antes de su apertura ha hecho que ya acumule una lista de espera de más de 31.000 atrevidos.

¿Otras particularidades? El restaurante tendrá una capacidad de 42 comensales por turno, que tomarán asiento en las distintas mesas de madera separadas en biombos de bambú e iluminadas únicamente por velas y ubicadas en un espacio ambientado totalmente como si se tratara de un escenario natural. El súmum de lo natural lo marca la vajilla, que ni más ni menos será comestible y en la que se servirá el menú degustación que elija el comensal: carnívoro o vegetariano. La experiencia sale por unas 55-65 libras, pero aseguran que la diversión está más que asegurada. Desde

¿Te irías a Londres a descubrir The Bunyadi?

¡Escápate con Waynabox y ahorra en el viaje!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *