Así como hay personas que son difíciles de tragar, por suerte también hay lugares que son toda una invitación al paladar. Y es que la gastronomía y los viajes van tan, tan, tan de la mano que algunos lugares han decidido incluso ponerse nombre de comida. O, más bien, han decidido guardar una parte de su identidad en el nombre de algún alimento, tal vez para que nos acordemos de ellos cada vez que les demos un bocado. Este es un recorrido gourmet por algunos destinos de Europa para chuparse los dedos, espero que no estés con hambre…

Italia

Italia es la reina de la denominación de origen. Si viajas con Waynabox a Milán, no puedes irte sin probar un buen filete a la milanesa, o bien un risotto a la milanesa. Pero, ¿por qué no aprovechar y visitar Bolonia? Aparte de dar nombre a un plan de estudios, también es la cuna de la salsa boloñesa. Además, por el camino podrás parar a degustar queso en Parma o vinagre en Módena. No parece un mal plan, ¿no? Eso sí, si para el postre quieres pedirte una deliciosa napolitana, te recomendamos que no vayas a Nápoles, pues esta pasta en realidad tiene su origen en Francia. Allá que vamos.

Francia

Y si la napolitana viene de Francia, ¿de dónde vendrá la tortilla francesa? Pues, al parecer, de España; Cádiz, para ser concretos. Menudo lío. Por suerte, siempre podrás viajar a Lyon, otro destino Waynabox, y disfrutar de unas deliciosas lionesas. Solo te aconsejamos que no las pidas así, tal cual, porque no te entenderán: ellos las llaman choux. Si es que hay cosas que no se entienden…

Friends drinking hot wine and eating pretzels at outdoor cafe on a street, christmas market. Wearing warm clothes, holding mugs and taking selfies with smart phone. Vienna, Austria.

Suiza

Al final, uno acaba tan descolocado que lo único que quiere es que su viaje Waynabox le lleve a Ginebra para poder tomar un par de copas. Y es que, aunque la ginebra no deba su origen a la ciudad alpina, curiosidades de la vida, resulta que el gin-tonic lo inventó un señor llamado Johann Jacob Schweppe (sí, el apellido te suena) en la ciudad de… ¡Ginebra!

Alemania

Si lo que tienes es hambre carnívora, con Waynabox también puedes ir a Alemania. Más concretamente a Frankfurt. O a Hamburgo, en caso de que te gusten más las hamburguesas (¡o los hamburgueses!).

Y más

Como sabes, con Waynabox puedes llegar a muchos, muchísimos más destinos. Por ejemplo, te llevamos a Oporto, para que degustes una copita en las bodegas de la orilla de Gaia. Incluso puedes acompañarla con pan de Viena, adonde también llegamos. Puedes ir a la capital de Bélgica y confirmar si es verdad aquello de que los niños de allí van a coles de Bruselas (uf…). También te podemos acercar a York (vía Liverpool o Mánchester) a que pruebes el popular jamón, o hasta dejarte en Róterdam para que te asomes a la ciudad de Gouda.

Ahora bien. Si lo que quieres es ir a Rusia… mejor se lo dejamos al gran Eugenio.

No todos nuestros destinos tienen nombre de comida, pero igualmente nos hacen la boca agua. ¿Te animas a descubrirlos con Waynabox? ¡Reserva ya tu viaje!

Si crees que nos hemos olvidado alguna, puedes contribuir en la sección de comentarios, ¡tus aportes son más que bienvenidos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *