Sin duda, Inglaterra se lleva la palma.

Gracias a las maravillas de Internet, estamos relativamente familiarizados con los enunciados más absurdos y extravagantes en materia legislativa. En este apartado, los Estados Unidos han granjeado mucha fama, con leyes tan ilustres como aquella de que en Hawaii está prohibido meterse monedas por las orejas (siempre me pregunto qué fascinante historia se debe esconder tras estas surrealistas prohibiciones). Pero en Europa no nos gusta perder ni a las chapas, de modo que en su día también pusimos nuestros Parlamentos a echar humo. Incluso aquí, en España, parece que recientemente nos hemos animado con algún tímido asomo.

Lo cierto es que pocos países se salvan de alguna ordenanza o legislación rayana al sinsentido. Y, para muestra, un botón:

  • 195 años después de su muerte, en Francia sigue estando prohibido llamar Napoleón a un cerdo.
  • Hablando de animaladas, Italia prohíbe a las mujeres “gordas, feas o poco atractivas” mostrarse desnudas en la playa, según una ordenanza municipal en Tropea, al sur de país.
  • Suecia, contra los ‘manitas’: si eres sueco y quieres repintar tu casa, necesitas una licencia especial que te dé permiso.
  • En Grecia está prohibido jugar a las tragaperras en público, desde que se descubriera el sonado caso de ludopatía de un ministro heleno.

¿Veis? Absurdas todas ellas. Ahora bien: son casos puntuales, aislados, ¿verdad? Sí. Siempre y cuando no seas británico, claro. Porque, ojito, el Reino Unido merece un capítulo aparte en este tema. Y si no te lo crees, sigue leyendo…

  • Si aparece una ballena muerta en las costas británicas, la cabeza es del rey. Sin embargo, la cola pertenece a la reina en el caso de que necesite los huesos para su corsé.
  • En Lancashire se prohíbe incitar a ladrar a un perro si un policía te para a la orilla del mar.
  • Está restringida la pesca de salmón los domingos.
  • En Londres es ilegal montar en un taxi si se tiene la peste.
  • En la ciudad de York, es legal asesinar a un escocés dentro de las antiguas murallas, pero sólo si él lleva un arco y flechas.
  • En Chester, los galeses no pueden entrar a la ciudad antes de la salida del sol, y no pueden permanecer en ella una vez se ha puesto.
  • Se considera un acto de traición poner al revés un sello de correos en el que aparece una imagen de la monarquía británica.
  • Es ilegal no contarle al cobrador de impuestos lo que no quieres que sepa. Sin embargo, puedes ocultarle lo que no te importaría que supiese.
  • Una embarazada puede orinar donde quiera, incluso en un casco de policía.
  • Los barcos de la Armada Real Británica que entran al Puerto de Londres deben proporcionar un barril de ron a los encargados de la Torre de Londres.
  • Un hombre que se siente obligado a orinar en público puede hacerlo siempre y cuando apunte hacia la rueda de su vehículo y mantenga su mano derecha apoyada en él.
  • Los hombres menores de 14 deben practicar diariamente el tiro con arco.

Y mi favorita:

  • Es ilegal morir en el Parlamento británico.

Así que ya sabes. Si, por lo que sea, quieres asesinar a un escocés que lleva arco y flechas dentro de las antiguas murallas de York, qué mejor manera que hacerlo con Waynabox.

¿Te vienes a desafiar las leyes más absurdas? ¡Reserva ahora tu viaje!

 


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *