Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

¿Cómo superar la depresión post-vacacional?

¡Hola septiembre! Que es lo mismo que decir bye, bye verano y adiós vacaciones. Porque, seamos sinceros, aunque el veranito realmente no termine hasta finales de mes -exactamente aún nos quedan 22 días de verano- y aunque muchos programemos nuestras vacaciones en septiembre -u octubre, noviembre o hasta diciembre-, lo cierto es que terminar agosto es algo así como despedirse de ese libro que con tantas ansias hemos devorado en poco tiempo.

Dicen que somos animales de costumbres, ¿pero no os da la sensación que mientras nos acostumbramos rápidamente al verano, cuesta horrores habituarse a la rutina del resto del año? Pero, venga, que este artículo llega con el fin de dar ánimos, dar unos cuantos consejos -o, mejor dicho, waynaconsejos- para superar la depresión post-vacacional y para afrontar una vuelta al cole muy optimista y con muchos planes de viajes. Toma nota de nuestras recomendaciones y ¡bienvenido a la rutina!

Regreso sin estrés

Eso significa que programes tu retorno y que organices bien tus quehaceres y tu trabajo. Si te has ido de viaje, no regreses justo el día antes de volver a la oficina. Regresa con tiempo. Todos necesitamos vacaciones de nuestras vacaciones, lo que significa un día o dos para deshacer el equipaje (y poner lavadoras), ponernos al día con el hogar (limpieza, compras…), descansar un poco, visitar a la familia… Y mentalizarse de la vuelta a la rutina.

¡Deshaz tu equipaje!

Soy la primera que en cuanto vuelto de un viaje, aunque sea una escapada de fin de semana de irte con una pequeña maleta de mano, dejo el equipaje al recibidor durante una semana. No sé, es como que deshacerla me lleva a asumir que sí, que lo bueno se ha acabado. Pero evitar esa realidad aún me lleva a una peor: cada vez que salgo y regreso a casa veo la prueba del delito. Mirad, mejor perdamos una horita en deshacerla, lavar la ropa y hacer como si nada, y ponernos ya a pensar en el siguiente viaje, que no recrearnos en el pasado. Esto hagámoslo repasando nuestras fotos con nuestros compañeros de trabajo, que así, de paso, la vuelta es más amena.

Hotel

Dosifica tus vacaciones

Cada empleo tiene su convenio laboral pertinente, pero por general los trabajadores tenemos derecho a 21-22 días laborales de vacaciones por año trabajado. Pero no seamos ansiosos y no los gastemos todos de una sentada. No merece la pena tirarnos cinco semanas desconectados y luego cuarenta-tantas trabajando sin parar. ¡Dosifica tus vacaciones! Así ni la ida ni la vuelta serán tan traumáticas. Muchos psicólogos señalan que lo ideal es hacer un período de vacaciones de mínimo 2 y máximo 3 semanas, suficientes para saber desconectar, disfrutar de esa desconexión y ser capaces de volver con energías.

Organiza un afterwork

Entre que unos se cogen vacaciones en julio y otros en agosto, luego las tuyas, luego las del jefe… cuando llega septiembre te das cuenta de que hay compañeros de trabajo a los que puede que haga más de un mes que no ves. Para amenizar el regreso, ¿por qué no organizar un afterwork? Y fíjate tú que este 1 de septiembre de 2016 justo cae en jueves: unas cañas al bar más cercano que permitan relajaros del día, compartir vuestras vacaciones y hasta reíros un rato, y fuera de la oficina, ayudarán a mejorar el clima.

??????????????????????????????????????????????????????

Reorganiza tu descanso

Que sí, que irte a dormir a las cinco de la mañana después de hacer una maratón de Stranger Things y no tener que preocuparte por el despertador está muy bien, pero si llevas todo el verano igual, puede que tu sueño y tu descanso se hayan desajustado. Vuelve a habituar a tu cuerpo a un horario de sueño normal -respeta tus 7-8 horas- para así tener más energía, sentirte más productivo/a y evitar que tu jornada laboral se haga eteeeeeeeeeerna.

Vuelta a la rutina deportiva

¡Libera endorfinas! Hacer deporte da felicidad, aunque lleve su esfuerzo. Además, ayuda a liberar tensiones, a descansar mejor, a activarnos sexualmente y, oye, a deshacernos del exceso de esas cañas extra, raciones varias de patatas bravas y deliciosa fritanga del chiringuito de tu playa, con regalo de flotador corporal, que te ha brindado el verano.

Three tourists taking self portrait, Plaza de la Virgen, Valencia, Spain

Organiza un viaje sorpresa

¿Tienes findes libres sin planes y te asustan? Pues no lo pienses más y reserva tu viaje Waynabox. Una escapada improvisada de fin de semana es el mejor plan para romper con la rutina. ¿Lo mejor? ¡El factor sorpresa de Waynabox! Desde el mismo momento que efectues la reserva, la emoción ya se adueñará de ti y te aseguramos que estarás ansios@ y excitad@ hasta dos días antes de volar. Nos lo agradecerás 😉

Desde Waynabox queremos ayudarte a que tu retorno a la rutina sea aún más fácil. Y aunque muchos puntos dependen de ti, en el último sí podemos ayudarte.

¿Te animas? No esperes más y ¡reserva tu viaje Waynabox!