Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

5 ciudades para recorrer en bicicleta

Dice el Ayuntamiento de Barcelona en una reciente campaña que la bici es la mejor idea del mundo. Es una afirmación osada, desde luego, en un mundo en el que existe la pizza. Pero lo que no vamos a negarle a la bicicleta son sus muchas ventajas: ecología, economía, ejercicio físico y movilidad. Cada vez más, el cicloturismo es una opción a considerar cuando se visita una ciudad, y las siguientes capitales lo saben bien.

  1. Ámsterdam, Holanda

Se calcula que hay más de un millón de bicicletas solo en la ciudad de Ámsterdam. Más de la mitad de los desplazamientos se hacen sobre las dos ruedas por los cerca de 400 kilómetros de carril bici. El tamaño de la ciudad, su terreno plano y la imposible tarea de conducir un coche por sus calles hacen de la bicicleta el transporte perfecto. Aun así, es bueno saber un par de cosas antes de pedalear por sus calles: primero, que en Ámsterdam se roban bicicletas como quien hace churros; segundo, que la policía no dudará en multarte si infringes alguna norma de circulación.

  1. Estocolmo, Suecia

La bici es definitivamente la mejor manera de conocer Estocolmo. Tanto es así que esta ciudad está mejor preparada para recibir a un ciclista antes que a un coche. De hecho, hay sendas para bicicletas que te llevaran más rápido que un automóvil a los impresionantes y alrededores de la capital nórdica. La ciudad tiene un servicio de alquiler de bicicletas abierto a todo aquel que lo desee. Podrás coger una bici por un periodo máximo de tres horas. Para acceder a este sistema de bicicletas públicas deberás adquirir antes un pase de mínimo tres días que te costará unos 12 euros.

  1. Copenhague, Dinamarca

Es una imagen común ver a los políticos con altos cargos desplazarse al Parlamento danés en bicicleta. La mitad de los habitantes de Copenhague lo hace, ya sea para ir al trabajo o para llevar a sus hijos a la escuela. Tal es el volumen de bicicletas y el vínculo que la ciudad tiene con las dos ruedas, que hasta el pulso del tráfico se rige por los ciclistas. Aquí la bici es más que un medio de transporte: es un medio de vida. Podrás comprar café caliente, pancakes y hasta sushi de los puestos ambulantes a dos ruedas.

  1. Berlín, Alemania

Una ruta de 620 kilómetros libre de coches conecta pedaleando la capital danesa con la capital germana. Y, curiosamente, 620 también son los kilómetros que suma el entramado de carril bici en la ciudad. Berlín dispone de vías con prioridad exclusiva para los ciclistas. Los vehículos a motor solo pueden circular por ellas a 30 km/h como máximo. De entre los sistemas de alquiler de bicicletas, destaca una opción basada en la buena voluntad del ciclista. En el punto convenido y por una cantidad simbólica podrás hacerte con una bici si al final del día te comprometes a devolverla.

  1. Dublín, Irlanda

Dublín ha tenido que hacer un sprint final para hacer valer su posición en este ranking. En poco tiempo, el número de usuarios del sistema público ha aumentado drásticamente. En total, los dublineses se cuentan por decenas de millares que ya son miembros de este servicio de alquiler. Para hacer frente a este boom, la ciudad ha tenido que multiplicar el número de bicis y los estacionamientos. Pero si eres de aquellos que prefieres reservar tus fuerzas y te gusta que te lleven, en plan comodón, Dublín también cuenta con una red de taxis gratis a dos ruedas.

Todas estas capitales del ciclismo son también destinos Waynabox. En nuestro caso, no te llevaremos pedaleando, sino en avión. Pero una vez allí, puedes hacer lo que te apetezca. ¿Te animas?

Reserva ya tu aventura Waynabox destino… ¡Sorpresa!