Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Los museos más frikis de Europa


Quien crea que los museos son atracciones antiguas y desfasadas es que, uno, no ha visitado muchos últimamente y, dos, no conoce los que presentamos a continuación. Disparatados, absurdos y hasta rompe-tabúes, lo que está claro es que todos ellos son de lo más interesante. Sin duda alguna, los museos más frikis de Europa. (A todo esto, alguien debería resolver algún día el misterio que nos lleva a muchos a visitar todos los museos estando de viaje, y sin embargo no pisar los que están al lado de casa).

Museo Nacional de la Caca

En la británica Isla de Wight, al sur del país, se encuentra, efectivamente, el primer museo dedicado a la caca: el National Poo Museum. En su interior el visitante puede contemplar desde heces de león hasta excrementos de bebé humano, pasando por deposiciones de suricato, paloma, zorro, alce y hasta varias cacas fosilizadas de reptil de varios millones de años de antigüedad. En total tienen cacas de 20 especies distintas. Todas ellas permanecen dentro de unas esferas de resina que les otorgan un aspecto extrañamente estético.

Como curiosidad, para la inauguración de esta galería se cortó un rollo de papel higiénico que hizo las veces de cinta. Brillante.

Sin opiniones.
Sin opiniones.

Museo de las Relaciones Rotas

Cuando Drazen y Olinka se separaron, se dieron cuenta de que no querían tirar alguno de los objetos que simbolizaban algo para ellos. Así es como nació esta bello proyecto ubicado en Zagreb, Croacia, que reúne reliquias de esas que quedan tras una ruptura sentimental, pequeñas cosas que tienen o tuvieron un gran significado. Desde un vestido de novia hasta el corcho de una botella, cada artículo va acompañado por un texto explicativo que narra la historia que se esconde detrás de ellos y que, en ocasiones, es incluso más interesante que el propio objeto en sí.

¿Qué ocurre con todas esas cosas que te regaló o regalaste a tu pareja antes de romper? Pues terminan aquí
¿Qué ocurre con todas esas cosas que te regaló o regalaste a tu pareja antes de romper? Pues terminan aquí

Museo del Demonio

Sí, has leído bien. Se encuentra en Kaunas, Lituania, y es uno de esos museos que no pasa desapercibido. El Museo Žmuidzinavičius, como se le conoce (nosotros preferimos “Museo del Demonio”), está dedicado a coleccionar y exhibir esculturas y tallas de demonios procedentes de todo el mundo. Se trata de una de las mayores colecciones del mundo dedicadas a Belcebú, donde miles de figuras diabólicas se retuercen para formar máscaras, estatuillas y conjuntos escultóricos realmente tenebrosos.

¡Buh!
¡Buh!

Museo de la Falsificación

Resulta que la ciudad de la luz y la ciudad del amor es también la ciudad de las falsificaciones. París alberga un museo diferente y sorprendente, una mirada concienzuda y necesaria con el Musée de la Contrefaçon. Desde teléfonos móviles o alimentos hasta ánforas del siglo I a.C., esta galería cuenta con más de 350 objetos de toda índole que, si bien emulan al original, aquí descubriremos que no se parecen tanto. Su función no es otra que mostrar un recorrido por el mundo de la falsificación a lo largo de la historia, a la par que exponer sus efectos en la industria y la economía.

Desde cuadros hasta bolsos Dior. ¿Sabrías ver la diferencia?
Desde cuadros hasta bolsos Dior. ¿Sabrías ver la diferencia?

Faloteca

La Faloteca de Reikiavik atrae a muchos curiosos, incapaces de esconder una risita infantil desde el otro lado de las vitrinas. Y es que este museo dedicado al miembro viril es la mayor colección de penes del mundo. Cuenta con más de 280 ejemplares pertenecientes a todos los mamíferos marinos y terrestres que habitan las tierras de Islandia. La mayor atracción, no obstante, fue el obsequio que hicieron los componentes de la selección islandesa de balonmano al museo tras ganar la plata en las Olimpiadas de Pekín 2008: ¡decidieron donar moldes de plata de sus penes! Podemos considerarlos miembros de honor del museo.

Y ésto es solo una pequeña muestra de todo lo que hay...
Y ésto es solo una pequeña muestra de todo lo que hay…

Si te van los museos originales y no quieres perder la ocasión de descubrir alguno de ellos… Aprovecha tu viaje sorpresa Waynabox y piérdete por ellos.

¡Reserva ahora tu viaje!