Simplemente con haber viajado más de un par de veces en avión ya habrás descubierto todos los tipos de viajeros que puedes encontrar en el aeropuerto. A algunos los odiarás y otros te resultarán curiosos e incluso te parecerá divertido encontrártelos cada vez que viajas, pero cuidado porque puede que seas uno de ellos y todavía no lo sepas.

El viajero ansioso:

Este tipo de viajero adora hacer cola. El ansioso llega al aeropuerto 3 horas antes de su vuelo, siempre es el primero en la fila de la puerta de embarque, lleva el DNI en la mano aunque la puerta aún esté cerrada y siempre mete prisa a los que viajan con él. Eso sí, es el primero el subir al avión y consigue mover masas. Si el ansioso está en el aeropuerto detrás de él siempre se formará cola, falte el tiempo que falte para embarcar.

El virgen:

Es su primera vez en un aeropuerto, no ha volado nunca y solo pensarlo le pone los pelos de punta. Cada vez es más difícil ver a este tipo de viajeros, aunque lo podrás localizar en el avión por ser el único que aprieta el botón de llamada a la azafata, sin saber para qué sirve, y en cambio no encuentra cómo apagar el aire acondicionado y aguanta todo el viaje con el chorro de aire helado.

Waiting-at-the-airport

El despistado:

No sabe qué hora es ni a qué hora sale su vuelo, por eso es un misterio que aún así llegue a tiempo. Menos aún sabe cómo llegará desde el aeropuerto a su destino y termina preguntando a todo el personal en cualquier idioma medio inventado. Lo localizarás en el control de equipajes porque, a pesar de los carteles informativos, siempre le paran por llevar una botella de agua de litro y medio, puede que incluso una navaja.

El que tiene pánico a volar:

Aunque seguramente todos hayamos volado con alguno este viajero no es un buen acompañante. Conoce todos los accidentes de avión que han ocurrido en el último siglo y te los contará uno tras otro en el momento del despegue, quieras o no. Lo localizaras porque tras contagiar su pánico a todo el avión ofrecerá tranquimazines como si fueran caramelos para la tos.

miedo4

El bebé llorón:

Este viajero nunca falla. Es un mito que pueda existir un vuelo sin un bebé llorón. Por muy pronto que llegues al aeropuerto el bebé que llora sin parar ya estará allí, lo escucharás durante todo el vuelo y solo se dormirá cuando el avión vaya a aterrizar. No es su culpa hacerse odiar como pasajero, al fin y al cabo es un bebé.

El niño insoportable:

Muchas veces hermano mayor del bebé llorón, el niño insoportable aprovecha el despiste de sus padres para correr por lo pasillos y chillar más aún, si es posible, que el bebé. Es el peor viajero para tener como compañero de asiento, cuidado si pega patadas sin parar y da demasiadas vueltas porque puede que te termine vomitando encima. Especial atención si come algo con chocolate porque seguramente termine encima de tu ropa o de tu equipaje.

crying-child-plane

 

Herodes:

Herodes es viajero habitual de las aerolíneas low cost. Herodes conoce perfectamente a todos los tipos de viajeros, por eso en cuanto descubre a los dos anteriores pasajeros tiene unas tremendas ganas de acabar con ellos. Además demostrará su odio por el bebé gruñón y el niño insoportable a base de gruñidos y malas caras. No es recomendable sentarse a su lado si viajas con niños.

La pareja de luna de miel: 

Todos conocemos los mitos sexuales relacionados con los aviones pero esta pareja intentará ponerlos en práctica uno tras otro durante el mismo vuelo (especialmente en vuelos largos). No es necesario que la pareja de luna de miel sea un matrimonio recién casado, ligar en los aviones es bastante habitual y, al fin y al cabo, seis horas de vuelo pueden dar mucho de sí.

El tecnoadicto:

El adicto a la tecnología conoce cada punto exacto de la terminal en el que puede haber un enchufe para cargar el móvil. Además recorrerá desesperadamente todo el aeropuerto en busca conexión y pocas veces logrará su objetivo con éxito. Si su cara muestra una sonrisa y no suelta el móvil siéntate a su lado porque ha cumplido su objetivo; encontrar wifi.

Seguro que se os ocurren muchos más tipos de viajeros, de hecho todavía nos quedan unos cuantos por destripar, pero ¿os identificáis con alguno? ¿Odiáis o amáis tener estos pasajeros como compañeros de avión?


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *