Destinos para viajar con amigas

Los mejores planes a veces son los más improvisados, espontáneos y llenos de emoción. Raphaelle lo tenía claro pero después de casi un año como Project Manager de Waynabox todavía no había probado por sí misma esa experiencia sorpresa de la que tan bien hablaba a sus amigas. Así que hace un par de meses llegó a la oficina y nos lo dejó bien claro que se cogía un día libre ¡para hacer un viaje de amigas e ir de Waynabox!

Y si ya nos emociona organizar todos los viajes de nuestros wayners, imaginad cuando tenemos que preparar un viaje sorpesa para un miembro del equipo… ¡Nos entusiasmamos! Mantener el secreto es difícil pues ocurren situaciones como conectarte al sistema en un momento que no mira nadie para saber dónde vas o que a alguien se le escape algo tipo “¿Raphaelle te apuntas a una barbacoa este finde? Ah no, que te vas a Budapest”. Pero lo que importa es el viaje y nuestra querida compañera parisina lo estaba deseando. ¡Budapest! Uno de nuestros destinos más nuevos e impactantes. ¿Qué hacer? ¿Qué ver?

La capital húngara tiene atractivos para todos los gustos y permite organizar distintos tipos de viaje, ya sea para familias, con planes más románticos para parejas o fiesta y diversión para amigos. Raphaelle y su amiga Marianne tenían claro que querían pasarlo al ritmo de ir descubriendo la ciudad, de modo que desde que llegaron a su hotel, no pararon quietas.

Llegar al centro de Budapest desde el aeropuerto fue sencillo gracias al metro. Destaca por su antigüedad, típico de la Europa del este, pero práctico, cómodo y rápido a su vez. Tras haber descargado maletas, vieron que su ubicación céntrica les permitía ir a cualquier sitio a pie.

Querían descubrir la ciudad pero el rugir de sus estómagos les recordó que era la hora de comer. Siguiendo la orientación de los encargados del hotel, se acercaron a Váci Utca, la calle más famosa y bulliciosa de la ciudad, y se dejaron caer a un restaurante tradicional donde degustaron platos típicos de allí, como el Pörkölt y otros platos de nomenclatura impronunciable pues… ¡Budapest es el país donde no sabes pronunciar lo que comes!

Por general, la gastronomía húngara no tiene ni el más mínimo encanto que pude mostrar la cocina francesa o mediterránea -las fotos hablan por si mismas-, pero el delicioso sabor lo compensa. ¡Las apariencias engañan!

Cómo es un viaje de amigas a Budapest Cómo es un viaje de amigas a Budapest

Tras calmar el apetito fue el momento de hacer uno de los planes que más se recomiendan en Budapest: un tour por la ciudad con el RiverRide, un autobús acuático. Conocido también como Amphibious Bus, es famoso por ir tanto por carretera como por el Danubio.

A lo largo de su recorrido, que dura unas 2 horas aproximadamente, pasa por los puntos más relevantes de la ciudad y, cómo no, uno de ellos es el famoso río en el que se asienta la ciudad. Aunque su precio no es de lo más barato -el ticket por persona sale a unos 28€- el plan es de lo más recomendable.

Y después de un par de horas descubriendo la historia de la capital de Hungría, nuestras queridas francesas se fueron a descansar, cenar y prepararse para una noche divertida en uno de los locales más famosos: el Szimpla Kert, un conocido bar con distintas salas y ambientes donde disfrutar de música en directo. Unas copas, un taxi -¡ojo! Es muy caro, mejor evitarlo- y… a descansar, que aún queda viaje.

Razones para vsitar Budapest

El segundo día comenzó disfrutando de las vistas panorámicas de la ciudad desde el Castillo de Budapest. Esa buena sensación se alargó con una agradable visita a Gellart, el spa más famoso de la ciudad. ¿Sabías que Budapest es conocida como Ciudad Spa? Un buen rato por estos baños más un masaje sale por unos 50€ por persona, pero si estáis buscando un buen momento relax, algo de desconexión y un renovación total, ¡no os lo podéis perder!

Tras ello, los planes de Raphaelle y Marianne las llevaron al Bastión de los Pescadores, una terraza de estilo neogótico y neorrománico situada en la orilla de Buda del Danubio, en la colina del castillo real de Budapest cerca de la Iglesia de San Matías. Muchos opinan que es uno de los mejores paseos de Europa, por lo que su visita es un imprescindible.

Destinos para viajar con amigas

El paseo les abrió el apetito y en su camino hacia el hotel descubrieron una feria de comida internacional donde reponer fuerzas por muy poco. ¿Y por la noche? Aunque se atrevieron a descubrir Fogas Haz, otro local con buena reputación, ambas amigas terminaron volviendo a Szimpla Kert, donde disfrutar de una última noche.

¡Despierta domingo! Es el día de regreso pero hasta las 21h no se alza el vuelo, de modo que hay horas de sobra para seguir paseando por la ciudad. No obstante, Raphaelle nos confiesa que se despertaron tarde, así que la mañana pasó volando y, cuando menos lo esperaban, ya quedaban las últimas horas para pasear por la ciudad. Alguna última compra, unas fotos más y ¡hacia el aeropuerto! Adiós Budapest y ¡hola de nuevo Barcelona!

¿Te gustaría descubrir Budapest?

No esperes más y ¡reserva tu Waynabox!



 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *