¡No todas las locuras se hacen por amor! Viajar también nos vuelve locos, y eso también hace que (de cuando en cuando) a pesar de seguir todos los travel tips del mundo, hagamos alguna tontería… ¡Seguro que has hecho alguna de estas durante tus viajes!

Comprar un vuelo con una escala de 14 horas. O tres escalas y un cambio de avión por ahorrar 10€, que oye si me los ahorro luego podré gastarlos en salir de fiesta esa noche. Parecía buena idea cuando viste el precio, pero una vez en el aeropuerto con más de medio día de espera por delante la cosa ya no pinta tan bien.

Repasar 20 veces que llevas los billetes de avión, la reserva del hotel, la dirección del alojamiento… Comprobar la documentación una y otra vez y aun así dejarte el pasaporte encima de la cama. Si ya no puedes volver corriendo a casa porque la hora de embarque está demasiado cerca no te estreses, recuerda que en la comisaría del aeropuerto siempre podrán echarte una mano.

– Otra de las tonterías más tontas que todo viajero comete es creer que ha olvidado la documentación cuando en realidad lleva el pasaporte en el bolsillo. Has comprobado todos los lugares en los que podría estar, has abierto hasta la maleta de tu vecino, y cuando estás en el metro de camino a casa pensando que te quedas sin viajar…¡aparece tu pasaporte en el bolsillo! Tranquilo, no le diremos a nadie que ha ti también te ha pasado.

Quedarte sin batería en el peor momento. Hoy quieres ir de moderno en el aeropuerto y decides que no imprimirás los billetes, ¡que para eso inventaron los smartphones y el Passbook! ¡Error! Recuerda que la batería de tu teléfono no es eterna, si tiene que agotarse lo hará siempre en el momento menos oportuno. ¡No olvides llevar el cargador a mano!

Comprar el souvenir más feo de la tienda. Parece que hay una regla no escrita entre los viajeros que dice que “en el extranjero todo vale”. Eso incluye llevar una gorra fluorescente, una camiseta de “I love Soria” o comprar una réplica de la Torre Eiffel con luces de colores. Seguramente estos recuerdos solo te gusten en la tienda de souvenirs y una vez vuelvas a casa se quedarán en la maleta, pero al menos habrás satisfecho ese arrebato de turista hortera que a todos nos sale de vez en cuando.

Colar el carnet de estudiante hasta en la panadería, aunque ya hayas pasado los 40. Parece que cuando nos vamos de viaje desempolvamos todos los carnés de descuento existentes. En el carné de la universidad tienes una foto de cuando eras menor de edad, volviste del Erasmus hace dos años y sigues intentando colar como estudiante en todos los museos de Europa. Asúmelo, si no puedes entrar gratis en el Louvre como menor de 25 años, siempre te quedarán los descuentos por universitario o los domingos gratuitos. No está de más investigar un poco y buscar qué descuento te sirve todavía y, por qué no, echarle un poco de morro.

 

Confesad, ¿alguna vez habéis traído un souvenir horroroso? ¿Os habéis vuelto locos buscando el DNI y lo teníais en la mano?

 


0 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] post Travel tips: tonterías que hacemos cuando vamos de viaje appeared first on […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *