¿Eres de los que prefiere viajar en pareja, con amigos o con la familia? Elegir compañero de viaje no es tarea fácil y eso es algo que quien ha viajado bastante… lo sabe muy bien. No por querer mucho a nuestra pareja o tener amistades de toda la vida, significa que sean la mejor compañía para emprender un viaje, ya sea un viaje sorpresa, una escapada de fin de semana, o el mejor viaje de tu vida. Viajar implica pasar mucho tiempo juntos y compartir contextos, escenarios y situaciones (más y menos agradecidas), de modo que es preciso seleccionar bien a nuestros compañeros de aventuras si queremos disfrutar de un viaje perfecto. ¿Qué hay que tener en cuenta?

1. Valora las características del viaje. No es lo mismo una escapada corta que dar la vuelta al mundo. El tiempo importa y mucho, pues determinará si debes buscar un compañero más afín a tus gustos, intereses y motivaciones, o no. También ten en cuenta la tipología y objetivos de viaje -¿aventura? ¿diversión? ¿relax?- así como los planes o rutas previstos. Construyendo todas las piezas del puzzle, podrás dar con la persona que más se adapte a tu aventura.

2. Busca a un compañero de intereses. Ahora que ya sabes cómo es tu viaje, piensa en esas personas que no solo se adaptarán, sino que lo disfrutarán igual que tu. De nada sirve irse a la playa si a tu pareja le encanta la montaña. Tampoco es plan de llevarse a Roma a esas amigas que necesitan un plan de relax y no de estar callejeando y conociendo la historia romana a través de sus museos. Y si no encuentras a nadie que coincida contigo al 100% -don’t panic, es muy difícil!-, comunícate bien con tu compañero (o compañeros) y pactad a medias planes que os contenten a ambos. Así, si llevo de compras a mi pareja por Milán, después me dejo arrastrar hacia el estadio San Siro y al Museo del AC Milán 😉

3. Que tenga tu mismo presupuesto. No hay nada más tedioso que tener que dejar de hacer algo porque tu compañero de viaje suelta un “bueno, hazlo tu, es que no quiere gastar” -y al final, terminar invitándole tu…- o dejarte un riñón en una comida de 3 platos junto al Coliseo cuando tu habrías tenido suficiente con una Pizza Al Taglio. Por eso, es muy importante definir qué presupuesto destinaréis a vuestras actividades y comida. Ya sea un viaje a todo lujo o uno más austero, la clave es tenerlo claro.

4. Gente empática sí, egoísta no. Cuando viajamos, pueden suceder mil y un imprevistos que puedan alterar nuestros planes. Por ello, hay que saber ser empático y saber adaptarnos al resto. Por muchas ganas que tuvieseis de subir a la Torre Eiffel, si llegado el momento un viajero sufre un ataque de vértigo, hay que saber comprender la situación y buscar soluciones sin llegar a discusiones. ¡Hay que saber ser asertivos!

5. Un complemento a tus fortalezas y debilidades. Si eres de los que vive intensamente las cosas, que no teme a arriesgarse y que no sabe parar quieta, siempre va bien rodearte de alguien más reflexivo, prudente y calmado. Aquello de que los polos opuestos se atraen ¡es muy cierto! Personas con gustos parecidos pero personalidades complementarias (que no contrarias) son los mejores compañeros de viaje.

Con estos 5 consejos ya estás más que list@ para encontrar a un buen compañero de viaje. Pero antes de que los pongas en práctica, queremos que nos cuentes… ¿Quién es tu compañero de viaje ideal? Responde nuestra siguiente encuesta y llévate un DESCUENTO para tu próximo viaje Waynabox. No esperes más y… ¡responde!


1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] han disfrutado de un viaje sorpresa con Waynabox. Son muchos viajeros y todos diferentes, cada uno con sus gustos, con sus preferencias, con sus manías. Procedentes de muchas ciudades, de edades distintas, famosos o desconocidos, solteros, […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *