Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

4 razones para visitar Dublín por San Patricio

¿Por qué deberías celebrar el St Patrick’s Day irlandés en Dublín? Esta conocida fiesta nacional irlandesa se celebra en el mundo entero, sí, pero aunque tengas la opción al lado de casa, no hay mejor plan para vivirla al máximo, y con su más pura esencia, que escapándote a la capital de Irlanda. Y darlo todo para vivirla al máximo. Esta fiesta se celebra cada año del 16 al 19 de marzo, cuatro intensos días en los que las calles dublinesas son las protagonistas. Los Leprechauns, la cerveza y las danzas folklóricas inundan la ciudad. Así que si jamás tienes un finde libre por San Patricio… te damos cuatro buenas razones para decidirte a tomar un avión y plantarte en Dublín.

Por el placer de disfrazarse… de verde

Probablemente la Bruja Verde de Oz aún se volvería más verde de envidia. Es el color de Irlanda por excelencia y ya que estamos celebrando su fiesta nacional, ¿cómo no se iba a abusar de este color por doquier? Los dublineses aprovechan San Patricio para vestirse de los pies a la cabeza en tonos verdes, maquillarse de verde y ornarse con todo tipo de accesorios, cuanto más fantasiosos, mejor. Aunque si queréis vivir al 100% el St Patrick’s Day más tradicional, lo que os tocará es vestiros de leprechaun, un personaje tradicional de la cultura irlandesa considerado el guardián de la suerte: un hombrecito con frondosa barba pelirroja, sombrero de copa de grandes dimensiones y un caldero de cobre lleno de monedas de oro. ¡Seguro que os suena!

Y por si no fuese poco, el verde toma protagonismo también al caer la noche. Levantad la cabeza para admirar la iluminación, verde por supuesto, que se proyecta sobre los monumentos históricos como el Trinity College, la catedral de San Patricio, la Casa de la Mansion o también el Centro de Convenciones.

greening city

Por la fiesta non-stop, ¡cómo!

El país entero espera expectante el gran día: el 17 de marzo, día de San Patricio, se celebra tanto en familia como entre amigos. Y este último caso… es el culpable de gestar ese ambiente tan famoso de este festío. Muchedumbres en los bares y los pubs, concierto en la Catedral, danzas celtas, visitas históricas… La cantidad de actividades es impresionante y el ambiente que respiran las calles ¡aún más!

pub

Por su 1, 2, 3… ¡desfilen!

El punto culminante del espectáculo es el desfile del 17 de marzo, donde se pueden admirar los trajes y vestidos más extravagantes, las carrozas -a la cual más delirante-, las incansables bandas de música… Un WaynaConsejo: ¡llegad temprano para estar bien situados!

17/3/2011. ST PATRICKS DAY DUBLIN. Scenes from the Dublin St Patricks Day Parade, floats go by Dame St. Picture James Horan/Collins Photos

Por la gran cerveza del país: la Guiness

No podía faltar una buena cerveza irlandesa en una celebración de estos niveles. Y, cómo no, cuando se trata de hablar de cerveza en Irlanda todo apunta a una famosa negra: la Guiness. Según la conocida marca, el día de San Patricio se venden cerca de 13 millones de pintas. ¿Cuántas te beberás tú? Para descubrir los secretos de esta cerveza y los por qués de su éxito, no podéis perderos una visita a la fábrica Guinnes, donde además podréis degustar la cerveza recién elaborada.

Pero más allá de la cerveza, Irlanda es también la tierra del whisky. Para San Patricio, la destilería Teeling ofrece una visita gratuita en el barrio histórico de Liberties. Evidentemente todo esto con moderación…

guiness barack

guinness distillerie

Por su historia porque, de hecho, ¿quién fue San Patricio?  

La fiesta nacional de Irlanda se centra en San Patricio, misionero que evangelizó el país en el siglo V. Pero lo más curiosos es que este hombre, sin el cual no existiría esta celebración, ¡ni siquiera era irlandés! Cuenta la historia que fue secuestrado a los 16 años por piratas y vendido como esclavo a un druida irlandés. Se las arregló para escapar y decidió convertirse en sacerdote de la isla. Una historia a la altura de un mito festivo de San Patricio …

saint pat

¿Un dato más? Hasta 1970 la fiesta era exclusivamente de carácter religiosa y, como os podéis imaginar, el tema del beber como que no: los pubs y bares cerraban las puertas a cal y canto. Por suerte, hoy en día ha dejado paso a cuatro jornadas de fiesta pagana, folklorica ¡y sobretodo del lúpulo! ¡Disfrutad!

¡Dejaros sorprender con Waynabox y descubrid Dublin como nunca lo habéis visto!

¡Reserva ahora tu viaje!