¿Alguna vez te has propuesto ir al aeropuerto y coger el primer avión que salga, sea el que sea su destino? Emprender un viaje sin rumbo fijo es arriesgado sí, pero mueve ese algo dentro de nosotros que hace que la emoción quiera más y más.

Estando rodeados por amantes de los viajes encontramos opiniones para todos los gustos. Que si viajar sin destino es más barato, que si es más caro, que descubres lugares apasionantes que no te imaginas o que no da tiempo a organizarse, por lo que no ves nada.

IMG_0888

 

Pero, ¿por qué viajar sin un rumbo fijo?

  • La Tierra es inmensa y queremos recorrerla toda. ¿Has soñado alguna vez con dar la vuelta al mundo a lo Willy Fog? Entonces elegir destino no es necesario. Recorre el planeta paso a paso y al final lo habrás visitado todo. Viajar sin destino es solo una forma de empezar a ver el mundo entero.
  • Segundo, y muy importante, viajar sin destino es más económico. ¡Tan sencillo como que si no tienes un destino definido puedes coger el vuelo más barato! Los vuelos suelen ser lo más costoso de un viaje así que si ahorramos en aviones más podremos invertir en otras cosas. Esto también es organizarse.

6680810831_98335ab553_b

 

  • Porque lo más importante de un viaje no es el destino. Una afirmación mucho más difícil de descubrir por uno mismo que las anteriores, pero no por ello menos cierta. Viajar te ayuda a conocerte a ti mismo, a vivir momentos únicos con tus compañeros de viaje, a crecer personalmente y a conocer personas y culturas increíbles. ¿Nos hemos puesto demasiado filosóficos? Ya nos contaréis al regresar.
  • ¡Adrenalina! En el siglo XXI nos hemos vuelto adictos a las emociones fuertes. Puenting, paracaidismo, snowboard… Si no estás dispuesto a romperte una pierna por sentir un poco de adrenalina apúntate a viajar sin destino fijo.

tumblr_l1cgexPHpI1qakr18o1_500_large

  • Para desconectar. Ya sea por cambiar de aires, huir del desamor o de los agobios familiares, por escapar del trabajo o desconectar porque sí. Salir de casa siempre viene bien, y más si no tienes destino y no sabes dónde vas a terminar.

Vamos, que queda claro que viajar sin destino no es de locos. Viajar sin destino es de ahorradores, aventureros, amantes de la vida… ¿O son esos los más locos?

¿Alguna vez habéis viajado sin destino? Si os han entrado ganas de probar no dudéis en reservar vuestro viaje en waynabox.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *