Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Gerona me enamora


 

Si hay una ciudad conocida por su encanto es Gerona. Como bien dicen, “Gerona me enamora”. Y si hay algo que nos gusta a los Wayners es descubrir esos rincones encantadores del mundo, donde pasar una noche (o dos). ¡Así que aquí van unas cuantas propuestas!

¿Por qué no probar los innovadores sabores de los postres de Rocambolesc, la heladería de El Celler de Can Roca? Deliciosos y bastante económicos. ¿Por qué no perderse por el Barrio Viejo o por el Call Judío? Un poco de historia nunca viene mal. ¿Por qué no hacerse la típica foto dándole un beso en el culo a la leona de Gerona para así tener la certeza de que el destino te volverá a traer a la ciudad? Sí, a los Wayners a veces también nos gusta hacer las típicas cosas de guiri, aunque con clase, nunca llevaremos chanclas con calcetines, pase lo que pase.
Y para terminar la noche, ¿por qué no un paseo por el rio Onyar? Si te gustan los colores, ¡este es tu sitio! Dando un paseo por los puentes podrás ver las casas que cuelgan encima del rio, con sus fachadas fluviales pintadas según una paleta cromática confeccionada por Enric Ansesa, Jaume Faixò y sus arquitectos J. Fuses i J. Viader.

Y un secreto, si sois de esos que no tienen miedo a las alturas, las mejores vistas de la ciudad se obtienen desde la torre de la Catedral o desde la muralla carolingia. Pero nosotros no os hemos dicho nada.

¡Buenas noches, Wayners!