Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Cinco lugares perfectos para ver Londres desde lo alto

Una forma diferente y siempre llamativa de disfrutar como turista es descubrir las ciudades desde las alturas. En Londres, a falta de montañas, hay que recurrir a otras opciones para deleitarse con la ciudad desde lo alto. La buena noticia es que hacerlo es posible en la capital británica y, de hecho, hay todo tipo de alternativas, desde las más exclusivas a las gratuitas. Si tu próximo Waynabox te lleva a Londres, ¿cómo poner la ciudad a tus pies? Aquí van cinco propuestas:

1-The Shard, una vista de lujo. No es el plan más económico, pero comprar una entrada para subir al mirador de este rascacielos merece la pena. Este edificio, al igual que otras infraestructuras que vieron la luz con motivo de los Juegos Olímpicos de 2012, se ha convertido en uno de los nuevos iconos de la capital británica. No es para menos: sus 308 metros lo convierten en el rascacielos más alto de la Unión Europea y las vistas de su mirador, situado entre las plantas 68 y 72, son inigualables. Te recomendamos subir poco antes del anochecer, previo paseo por la orilla sur del Támesis, para exprimir así los 35 euros que cuesta la entrada.

6671058105_018cea5c16_o (1)

2-London Eye, la noria más famosa de Europa. La imagen del London Eye (el ojo de Londres) frente al Big Ben, en la otra orilla del Támesis, es quizá una de las más conocidas de la capital del Reino Unido. Por algo más de 25 euros puedes disfrutar de esta espectacular noria, una de las más célebres del mundo. El interior de sus grandes cabinas de cristal es perfecto para sacarte la selfie con la que darás envidia a todos tus amigos.

3-Pon a prueba tu vértigo en lo alto del O2. Este peculiar edificio, famoso por albergar todo tipo de espectáculos culturales y deportivos, es una de las principales atracciones del Este de Londres. Pocos se atreven, eso sí, a subir a lo alto de su estructura. A más de 50 metros sobre el suelo, a través de una pasarela de casi 400 metros construida sobre la conocida como Cúpula del Milenio, solo los más valientes logran disfrutar de las vistas: los rascacielos del corazón financiero de la ciudad, el Parque Olímpico, el Támesis, el emblemático aeropuerto de London City… La aventura es posible a partir de 35 euros. ¿Te atreves?

15074310512_9be6614fa8

4-El Este desde el Observatorio de Greenwich. Si estás sufriendo porque todas estas opciones se alejan de tu presupuesto, estás de suerte porque también hay alternativas gratuitas. Una de ellas se encuentra en el Observatorio de Greenwich, un atractivo turístico que sorprende no sólo por el potente láser verde que recuerda que estás en el barrio que da nombre al Meridiano de Greenwich, sino también por las magníficas vistas. Cuando no hace frío ni llueve (prometo que a veces ocurre…), es un placer tumbarse en el césped de la colina y contemplar desde allí el atardecer.

3818083182_6fa35f1987

5-Café con vistas en la Tate Modern. Que muchos museos de Londres sean gratis es una suerte y un privilegio. Que uno de ellos, la Tate Modern, tenga una cafetería con vistas, hace que la experiencia sea inmejorable. Después de patearte este museo, “el hogar internacional del arte a partir de 1900”, no olvides subir a la cafetería para reponer fuerzas mientras disfrutas de las vistas. El de la Tate Modern no es el mirador más elevado de la ciudad, ni tampoco el más espectacular, pero la estampa de la Catedral de San Pablo y el Támesis, con el innovador Puente del Milenio atravesándolo, bien merece esa parada.

tatemodernview_1579913c