Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

10 palabras intraducibles del alemán

Para muchos el idioma es un obstáculo y para otros… ¡Un divertido reto! Y es que si no nos lo tomamos así, no podríamos disfrutar del placer de viajar. Todo buen aventurero guarda en su mochila de recuerdos más de un fun fact relacionado con los idiomas. Sí, como que alguien de Oporto te diga que estás espantoso y le gires la cara, cuando en realidad esta palabra portuguesa no tiene nada que ver con la española, pues significa ‘maravilloso’. Pero más allá de los false friends -que nos suelen llevar a situaciones cómicas- otro aspecto muy curioso de algunos idiomas son esas palabras que no podemos traducir en nuestra lengua. Y del mismo modo que dicen que los esquimales tienen más de 40 palabras para definir el color blanco, el alemán tienen un sinfín de vocables sin spanish version. Si te vas de Waynabox y descubres dos días antes de volar que te escapas a una ciudad alemana, don’t panic! Repasa esta lista y… VIEL GLÜCK!

Drachenfutter: si lo escribes en Google Translator te dirá algo así como “comida de dragón” y se usa para definir el regalo que haces a alguien querido cuando sabes que has hecho algo y quieres “apaciguar el dragón”… sí, en el que se convertirá en cuanto se entere de lo que has hecho.

Fernweh esta palabra define un sentimiento que compartimos mucho los amantes de viajar. Es justamente lo contrario a añorar o sentir nostalgia por el hogar. Es la definición de querer salir de casa. Es lo que siento cada domingo de sol que mi novio quiere pasarlo perezoseando en el sofá.

Sandkastenfreund: la traducción literal es ‘amigo de caja de arena’. Pero antes de que te quedes con cara de póker, vamos a interpretarlo: sirve para definir a los amigos que conoces desde la infancia.

Rabenmutter es una mala madre. La que desatiende a sus hijos y está poco tiempo con ellos y nos les regala un Waynabox. Literalmente es “madre cuervo” y aunque lo hemos buscado… No, no existe un padre cuervo o rabenvater.

Treppenwitz si te decimos que significa “broma de escalera” te quedarán con cara de “¿eing?”, pero si explicamos que es esa buena respuesta o zasca que se te ocurre 10 minutos más tarde de una conversación, cuando ya te has despedido, te has ido y “estás bajando las escaleras” y piensas “¡arg! Tendría que haber dicho esto”. Pues eso es Treppenwitz.

Backpfeifengesicht: ¿sabes esa situación de película cuando un jefe cita a ese buen empleado a su despacho para decirle que le da el ascenso a otro, y el empleado se imagina que le da un puñetazo pero todo ocurre en su cabeza? Pues ahí su jefe ha sido un backpfeifengesichtuna cara que se merece una buena host**.

Torschlusspanik es lo que sienten los jubilados alemanes, el temor por ver que el tiempo pasa y que las oportunidades de la vida se desvanecen. Por suerte, seguro que les dura poco y rápidamente ven la gran etapa de la vida que comienza, con mucho tiempo libre para viajar con Waynabox.

Ohrwurm: ese verano que te pasaste días tarareando El Taxi en tu cabeza por mucho que la odiases, tenías un ohrwurm, o lo que es lo mismo, una canción que no puedes quitarte de la cabeza.

Handschuhschneeballwerfer: lo realmente interesante de esta palabra no es su traducción e interpretación, que es cobarde, sino su traducción literal: lanzador de bolas de nieve con guantes. Ya se sabe, un buen alemán supera hasta el más profundo frío y se lanza a una batalla de bolas de nieve en bañador.

Waldeinsamkeit: sentimiento de melancolía por estar solo en el bosque. Y aquí no le encontramos explicación.

Después de esta lección lingüística, ¿quién le dice no a viajar a Alemania? Yo ya siento un tremendo fernweh, así que llamaré a mis sandkastenfreund antes de que se me pase y tenga un teppenwitz y les diré que no sean handschuhschneeballwerfer y que reservemos un Waynabox cuando antes, o me sentiré muy waldeinsamkeit (pero en versión ciudad).

¡Reserva tu Waynabox!